[HORA LIBRE | Álvaro Belin Andrade] Ya lo dijo con claridad el precandidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Veracruz Armando Méndez de la Luz, al iniciar su precampaña: que no acudiría a la PGR ni a la Fiscalía estatal para exigir se proceda contra quienes se robaron los recursos de la Universidad Veracruzana, como lo propuso Miguel Ángel Yunes Linares en Poza Rica este domingo, porque caería en un acto de oportunismo político.

Aunque la UV seguramente agradece la solidaridad que han mostrado todos los más fuertes precandidatos al Gobierno de Veracruz, lo cierto es que ir más allá de la exigencia de que la Sefiplan entregue los más de 2 mil millones de pesos que le adeuda (de subsidios federal y estatal), significa aprovechar electoralmente el tema: en el fondo, lo más importante para Yunes Linares sería obtener simpatía electoral y no tanto que se resuelva el diferendo financiero.

Además del precandidato de la coalición PAN-PRD, también han manifestado su solidaridad con la máxima casa de estudios el precandidato del PRI Héctor Yunes Landa, quien se pronunció porque el gobierno del estado entregue los recursos a que está obligado legal y moralmente; y Cuitláhuac García Jiménez, docente universitario y precandidato de Morena, quien acusó al gobernador Javier Duarte de “acuchillar por la espalda a la Universidad Veracruzana”.

¿Solo buscó apoyar a la UV?

Pero Miguel Ángel Yunes quiso ir más allá de la solidaridad pública con la que ha sido el alma máter de los cuatro principales aspirantes a suceder a Duarte; al iniciar su precampaña en el norte de la entidad, anunció que había invitado a los demás precandidatos (Héctor, Cuitláhuac y Armando) a secundarlo en su petición no solo de exigir la entrega de los recursos adeudados a la UV sino de solicitar juicio penal contra el gobernador Javier Duarte por desvío de los recursos.

La propuesta, por supuesto, estaba destinada al fracaso: el PRI y su candidato han externado su petición de que se cumpla con la UV pero no iría contra el gobernador salido de sus filas en un periodo electoral; Cuitláhuac García y Morena, por su parte, han pintado su raya frente al expriista e incluso han condenado la alianza del PRD para llevar como candidato a quien ha reprimido a la izquierda y los grupos sociales, y Armando Méndez de la Luz, del Movimiento Ciudadano, tienen cuentas pendientes con el oriundo de Soledad de Doblado.

Para comprender la imposibilidad de un trato entre el Movimiento Ciudadano y Miguel Ángel Yunes, habría que recordar que el fundador de ese partido, el exgobernador Dante Delgado Rannauro, fue encarcelado en 1996 durante el gobierno de Patricio Chirinos, y quien fue operador de las acciones penales en su contra fue justamente Yunes Linares.

Por cierto, el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA) ha dado la razón a Dante Delgado en su litigio contra la Secretaría de la Función Pública (SFP), que mantuvo en su portal de Internet durante cinco años, la publicación de dos “inhabilitaciones” que el político veracruzano impugnó y consiguió echar abajo mediante evidencias y argumentos suficientes para acreditar su improcedencia.

Pero, además, Armando Méndez de la Luz señaló este lunes algo que puede escucharse más lógico: “habría  que preguntar a los miembros del Consejo Universitario si están de acuerdo que los precandidatos y dirigentes de partido intervengan en la vida interna de la Universidad Veracruzana. Lo hago así porque no quiero que en lo personal se interprete como un acto de oportunismo preelectoral”.

Ello no le imposibilitó para mostrar su solidaridad con la casa de estudios: “Ya basta de seguirle mendigando los recursos y el subsidio a la Universidad Veracruzana. No se trata de una concesión gratuita; el subsidio a la Universidad es un mandato constitucional y es dinero fiscal del pueblo, no es una prebenda o una concesión que otorgue el gobierno”.

Héctor Yunes gestiona para bien de la UV

Aunque ya hemos visto que algunos han querido usar a la Universidad Veracruzana (UV) como bandera política, hay otros que sí tienen la camiseta bien puesta como orgullosos egresados de dicha institución. Tal es el caso de Héctor Yunes Landa, actual precandidato del PRI a la gubernatura estatal.

Luego del reclamo de la Rectoría para que se les pague el millonario adeudo, Yunes Landa no salió a rasgarse las vestiduras para atraer el reflector, sino por el contrario, comenzó a tocar puertas para darle, de una buena vez por todas, solución a este problema que afecta a miles de jóvenes veracruzanos.

Héctor Yunes no lo ha querido hacer público, para que no lo tachen de oportunista, sin embargo, la defensa de su alma mater no es nada más de dientes para afuera, en un discurso o boletín, sino con acciones concretas que ayuden a la comunidad universitaria. Esperemos que sus gestiones rindan frutos lo más pronto posible.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | Twitter | Facebook | Google+ | Linkedin | Instagram | Formato Siete

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s