Diálogo, no golpeteo, para salvar a Veracruz

Diálogo, no golpeteo, para salvar a Veracruz

Aunque trata de gobernar a golpe de conferencias de prensa y escándalos mediáticos, muchos de los cuales no encuentran sustento para convertirse en exitosos procesos judiciales, queda claro que lo que le falta al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares es poner pie a tierra para hacer trabajos que deben realizarse con la camisa arremangada: negociar incluso con los adversarios políticos para lograr los propósitos de su gobierno.

Por desgracia, lo que hemos visto en tres meses es que Yunes no quiere ensuciarse las manos en diálogos con los otros, y no tiene negociadores eficaces ni en su gobierno ni en el Congreso, donde los diputados panistas son una nulidad vergonzosa. Si los tuviera (y los utilizara) podría tener acercamientos y negociar acuerdos para encarrilar la maquinaria de su gobierno. ¿Qué prefiere hacer en cambio? Acusar a la oposición de los males que se avecinan, sin mover un dedo para que las cosas funcionen.

Tal es el caso de la aún no aprobada reestructuración de la deuda pública, cuyos efectos desastrosos, explicados ayer por el mismo mandatario en su mejor escenario, la conferencia de prensa, ocurrirán no solo por la inútil presencia de los diputados de Morena en el Congreso (imposibilitados por su pastor para actuar en lo local), o por el chantaje de los priistas que, a cambio, piden un endeudamiento imposible para redimir los recursos no entregados a los municipios; también por el mismo Miguel Ángel Yunes Linares, a quien le pesa más ganar la elección municipal y preparar su sucesión el próximo año, que reconocer que puede haber interlocutores válidos, aunque su mejor discurso ha sido actuar en contra de ellos.

Muchas cifras, análisis, acusaciones pero, en ciernes, la posibilidad de no poder reestructurar a modo la deuda pública legada por los ladrones Javier Duarte y Fidel Herrera. ¿Qué pretende el gobernador? Que los veracruzanos odiemos más a los priistas, que empecemos a reprocharle a los Morena, y que le demos los triunfos electorales que tanto anhela para enterrar a la Fidelidad e inaugurar el Yunismo. ¿Cree usted que, con acusarlos, los morenistas echarán atrás una orden directa de su gurú Andrés Manuel López Obrador, también empeñado en ganar en Veracruz? ¿Apostaría a que con nuestro mohín de disgusto tras las acusaciones del gobernador, los priistas llegarán a la próxima sesión a decir que han decidido respaldar la iniciativa? Absolutamente, no. Todo, por desgracia, pasa por lo electoral.

No toda negociación debe ser vergonzosa

Yunes Linares ha aprovechado la conferencia de prensa para señalar la manera en que Duarte lograba acuerdos en el Congreso, comprando a diputados, dando dádivas o presionando, y ha dicho que eso no ocurrirá en su gobierno. Todos lo apoyamos en ese tema; los diputados locales en Veracruz fueron convertidos en dóciles (aunque onerosas) prostitutas que decían sí a todo lo que les ordenaba su proxeneta, a cambio de dinero, negocios fáciles, bienes raíces, permisos o concesiones. Pero no toda negociación ha de orientarse por los mismos senderos.

Un punto que puede ser favorable en los próximos días ha sido su posición respecto a la imposibilidad para reintegrar a ayuntamientos el recurso no otorgado por Duarte pero, al mismo tiempo, su disponibilidad para brindar recursos estatales para terminar obras inconclusas. Ese ha sido un guiño, en medio de una larga lista de improperios contra quienes se han negado a autorizarle su iniciativa.

En efecto, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares aclaró en la conferencia de prensa que la ley de Disciplina Financiera limita que pueda contratar un crédito para pagar los 4 mil millones que debe a los Ayuntamientos de fondos retenidos en 2016, pero añadió que están analizando la posibilidad de apoyar a los municipios para el pago en la conclusión de obras.

Es posible que el acercamiento de Yunes Linares con el visible líder de los alcaldes priistas que han reclamado los recursos retenidos, el alcalde xalapeño Américo Zúñiga Martínez, permita establecer un puente de entendimiento para alcanzar en el Congreso un acuerdo tan necesario como vital para el futuro del estado.

Con quienes nada podrá hacer es con los diputados de Morena. Este miércoles de ceniza, Amado Cruz Malpica, coordinador de la bancada, pidió algo que puede ser solo un distractor para evitar que su partido cargue con las consecuencias de no autorizar la reestructuración de la deuda. Y es que dice que su bancada pide más detalles. “Se tiene que decir a los veracruzanos cuánto se va a reestructurar, con quién se va a reestructurar, cuánto es de la reestructuración; cuando haya esa información, entonces tendremos una discusión seria. Mientras, no hay condiciones”. Lo que no dice el sureño es que muchos de esos detalles solo se pueden obtener si se inicia la reestructuración, y no antes.

Para dimensionar las consecuencias, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares dijo que, de aplicarse las penalizaciones de bancos y del Sistema de Administración Tributario (SAT) por las deudas que tiene el gobierno de Veracruz, se retendrán más de mil 600 millones de pesos mensuales de las participaciones federales que deposita Hacienda Federal, por lo que el Gobierno del Estado sólo contaría con 500 millones de pesos para la operación de las dependencias y los poderes del Estado, lo que generaría una grave crisis social, económica y política en Veracruz. Añadió que el SAT requiere el pago inmediato de 13 mil millones de pesos que se retuvieron a trabajadores pero no se enteraron a la Hacienda federal, mientras que Banobras pide el pago de tres créditos por montos de mil 200 millones, mil 074 y 503 millones de pesos, y está pendiente el pago de 5 mil millones del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) que se deben a Fovissste.

La situación, en efecto, es dramática. Por eso es indispensable que en Veracruz haya gobiernos dialogantes y no meros golpeadores mediáticos.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | www.alvarobelin.com | Twitter:  AlvaroBelinA | Facebook | Google+ | Linkedin | Instagram |

Anuncios

Sin políticas públicas, economía de Veracruz cae en picada

Sin políticas públicas, economía de Veracruz cae en picada

Solo superado por Campeche y Tabasco, Veracruz mostró, en el tercer trimestre de 2016 (según los datos más recientes), la caída más estrepitosa en su crecimiento económico, producto de un sexenio fatídico, con un gobierno que se llevó hasta las toallas.

Y parece que se mantendrá la tendencia en los próximos dos años, porque el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares no muestra políticas públicas que se orienten a reactivar la economía.

Solo cinco estados ganaron la luz roja del Semáforo Económico elaborado por la organización México, ¿Cómo Vamos?, con base en el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En el tercer trimestre, comparado con el mismo periodo de 2015, Veracruz experimentó un decrecimiento de -4.1 por ciento, solo superado por Campeche, que tuvo una caída de -8.2 por ciento (más profunda que sus números anteriores que promediaban 7 puntos negativos) y Tabasco, que mostró -7.4 por ciento. La lista la completan Zacatecas (-2.2 %) y Tamaulipas (-0.6 %).

uno

El enorme endeudamiento legado al minigobierno de Miguel Ángel Yunes Linares (calculado oficialmente en 42 mil millones de pesos), sumado al saqueo demencial de los recursos públicos por parte del prófugo Javier Duarte y sus cómplices, todavía en libertad, hacen prever, uno, que el resultado en el cuarto trimestre de 2016 y, dos, prácticamente los de este año, seguirán profundizando la brecha ante estados que han logrado puntear, como Quintana Roo, que tuvo un crecimiento de 9.6 por ciento gracias al turismo; Aguascalientes (5.7 %), Querétaro (5.7 %) y Guanajuato (5.2 %).

Pese a ubicarse en la zona del sureste, considerada la más depauperada del país, Veracruz mostró los efectos desastrosos de 12 años de saqueo, lo que lo dejó comparativamente en condiciones más negativas que otros estados como Chiapas y Guerrero, cuyo crecimiento promedio durante los últimos 5 años ha sido de 0.5 % y 1.6 % anual, respectivamente.

La caída podría pronunciarse

Un decrecimiento similar logró Veracruz un año antes, en el segundo trimestre de 2015 respecto al mismo periodo de 2014. En ese periodo la caída fue mayor, de -4.7 por ciento.

En aquella medición, dada a conocer por el mismo organismo, Campeche, Veracruz y Tabasco, donde la producción de minería petrolera es fundamental en la actividad económica, decrecieron en 5.8 %, 4.7 % y 4 % anual respectivamente”.

Eso nos ubica en una tendencia de decrecimiento que muy posiblemente no se revierta con los dos años de un gobierno que ha olvidado las políticas públicas para trabajar sobre temas concretos, muchos de ellos señalados por la agenda política, que no han permitido una estrategia de recuperación económica.

Hasta el momento, la mayoría de los anuncios de obras y programas hechos por el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares han tenido como principal componente la inversión federal, la más reciente, realizada por  David Penchyna, director general del Infonavit, quien el martes anunció la posible colocación de 18 mil créditos en el estado de Veracruz durante este año, lo que llegaría a generar más de 80 mil empleos, gracias a una derrama económica del gobierno federal por más de 7 mil 500 millones de pesos.

De entrada, ni siquiera el turismo ha sido la tablita salvadora de principio de año para un estado ayuno de circulante. Ni la Fiesta de la Candelaria ni el Carnaval de Veracruz han contado con un céntimo proveniente de las arcas estatales, y ni siquiera ha habido acciones para su promoción, ya no digamos en medios nacionales. Ni en Radio Televisión de Veracruz (RTV) se ha invitado por lo menos al turismo local a acudir a estas festividades, tradicionalmente generadoras de divisas para los negocios locales.

Ante la ola de críticas de los prestadores de servicios turísticos, como hoteleros y restauranteros que ven cómo pasan sus mejores fechas sin que el gobierno estatal les lance una soga para salir del pozo, este miércoles ha salido el titular de la Secturc, Leopoldo Domínguez Armengual, para hablar del evento que sigue, en marzo, la Cumbre Tajín, y ha dicho que el gobierno se hará responsable de la logística.

Desconocedor del tamaño que había tomado este festival (corrupción de por medio por parte de familiares de Karime Macías de Duarte), ha asegurado que los turistas (si vienen, porque no se ve que haya difusión) tendrán el mejor espectáculo al que podrían aspirar pues estarán en posibilidad de conocer la zona arqueológica de El Tajín, la Casa de las Artes y los Voladores de Papantla, que tiene reconocimiento de la Unesco, algo que pueden hacer en cualquier fecha del año. Y remata que no hace falta que se presente un programa de artistas internacionales para amenizar la Cumbre.

En fin, que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en algún momento tendrá tiempo para pensar en estos temas económicos y saldrá a anunciar algo, por lo pronto todo parece perdido en la nebulosa inacción de su gobierno.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | www.alvarobelin.com | Twitter:  AlvaroBelinA | Facebook | Google+ | Linkedin | Instagram |

Historial de columnas

 

En Veracruz, la economía está de cabeza

En Veracruz, la economía está de cabeza

El próximo 1 de diciembre, quien obtenga la estafeta de Gobernador en los comicios de junio, recibirá un estado en situación crítica.

El sobreendeudamiento y, como consecuencia, la nula inversión pública, además de la creciente inseguridad que no ha disminuido, ya pasaron la factura al crecimiento económico que, en el último trimestre del año pasado, registró un importante descenso, incluso mayor al registrado por Campeche, que ha estado en los últimos años como el furgón de cola entre los estados del país.

De octubre a diciembre de 2015, en efecto, Veracruz mostró las consecuencias de una gestión estatal sin rumbo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), su crecimiento fue de menos 3.3 por ciento respecto del trimestre previo (julio-septiembre), solo superado por Michoacán, que tuvo números negativos de -4.7 por ciento.

En efecto, según el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) del Inegi, durante el cuarto trimestre del año pasado, los estados del país que tuvieron los menores incrementosfueron Michoacán (-4.7 %), Veracruz (-3.3 %), Campeche (-2.9 %), Jalisco (1.1 %), Zacatecas (1.2 %) y Oaxaca (1.8 %).

CUADRO DE HORA LIBRELa organización México, ¿Cómo Vamos? Ha reportado que Veracruz no solo estuvo lejos de alcanzar los 18 mil 675 nuevos empleos formales que tiene como meta, sino que dejó de crear 4 mil 287 durante el primer trimestre de 2016; en contrapartida, en el último trimestre de 2015, el 61 por ciento de los veracruzanos laboró en el sector informal, lo que les impidió tener acceso a la seguridad social.

Para colmo, con base en cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Veracruz es uno de los estados más endeudados del país, con 45 mil 879 millones de pesos.

Durante la promulgación de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, por parte del presidente Enrique Peña Nieto, en una ceremonia realizada el miércoles de la semana pasada y a la que no asistieron los gobernadores de 3 de las entidades más endeudadas (Ciudad de México, Veracruz y Coahuila), el titular de la SHCP, Luis Videgaray, dijo que “hay un conjunto de entidades que representan altos niveles de endeudamiento”, y añadió que seis de ellas “acaparan una deuda que representa más del 130 por ciento de sus ingresos por participaciones federales”.

La lista de estados más endeudados al cierre de 2015, según la Secretaría de Hacienda, es como sigue: Ciudad de México (71 mil mdp), Nuevo León (63 mil 832 mdp), Veracruz (45 mil 879 mdp), Chihuahua (42 mil 762 mdp), Estado de México (41 mil 697 mdp) y Coahuila (38 mil mdp).

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) añadió otro dato preocupante: Veracruz ocupa el segundo lugar nacional en personas en mayor pobreza, al reportar un incremento de 14.3 por ciento en 2012 a 17.2 por ciento en 2014; mientras que el porcentaje de población en pobreza también creció de 52.6 a 58 por ciento en el mismo periodo.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | Twitter | Facebook | Google+ | Linkedin | Instagram | Formato Siete

Ley de disciplina financiera llegó tarde a Veracruz

Ley de disciplina financiera llegó tarde a Veracruz

[HORA LIBRE | Álvaro Belin] Con una deuda por habitante de 4 mil 650 pesos, cuarto lugar entre las entidades con más alta deuda pública y con uno de sus municipios en el número 19 de los más endeudados del país, al estado de Veracruz le ha llegado demasiado tarde la aprobación en el Congreso de la Unión de la normatividad secundaria de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, tras siete meses de echarse la bolita entre las dos cámaras.

La iniciativa enviada por el presidente Enrique Peña Nieto para imponer candados a la contratación de deuda de estados y municipios encontró la semana pasada, por fin, la aprobación en las cámaras de senadores y diputados, con lo que –a decir del diputado panista Herminio Corral Estrada– se impedirá que se repitan casos como el del gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa.

Pero el daño ya está hecho. Un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), realizado con datos a marzo de 2015, señala que Veracruz se ubicaba en el cuarto lugar por el monto de su deuda pública.

Cuadro 1. Las entidades federativas con mayor deuda pública (Marzo de 2015)

Lugar Entidad Federativa Monto de

deuda (millones)

1 Ciudad de México 65,800
2 Nuevo León 56,000
3 Chihuahua 41,300
4 Veracruz 37,400
5 Coahuila 36,700
6 Estado de México 32,900

A 12 meses de ese análisis, las cosas se han puesto más amargas, con un gobierno estatal que le debe a todos (incluyendo a la Universidad Veracruzana) pero que a nadie paga, y con un endeudamiento mayor aprobado a finales del año pasado por la Legislatura local por 10 mil millones de pesos para “reestructurar” la deuda.

De hecho, al final de 2015, Veracruz había ascendido al tercer lugar y, junto con Ciudad de México, Nuevo León, Chihuahua y Estado de México, concentraban por sí solas una deuda global por 265 mil 263 millones de pesos, equivalente al 50.5 por ciento del total de pasivos en el país.

Gracias a la nueva legislación, los estados y municipios solo podrán contraer financiamientos u obligaciones cuando se destinen a inversiones públicas productivas y a refinanciamiento o reestructura, todo lo cual deberá reportarse al Registro Público Único, que tendrá un sistema de alertas para señalar cuando se pretendan saltar los candados o se rebasen los topes establecidos.

Senador José Francisco Yunes Zorrilla
Senador José Francisco Yunes Zorrilla

En el Senado, el presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, José Francisco Yunes Zorrilla, dijo que la legislación contempla esquemas para el manejo responsable de las finanzas públicas en las entidades, y añadió que con esta ley tanto estados como municipios tendrán que realizar una gestión con mayor eficiencia y absoluta honradez en el ejercicio del gasto público, pues deberán cumplir con los estrictos procesos de transparencia, rendición de cuentas y la evaluación de los resultados.

Este ordenamiento establece sanciones administrativas y penales contra servidores públicos que endeuden indebidamente a entidades o ayuntamientos, incurran en actos de corrupción o utilicen de manera incorrecta los recursos públicos, al canalizarlos a un destino que no sea la inversión pública.

De nueva cuenta, el tiempo que transcurrió entre que fue propuesta y su aprobación y, más aún, a que sea decretada por el Presidente de la República, impedirá que todo su contenido sea aplicado a las innumerables inconsistencias con que se ha manejado en Veracruz.

Un tema que se contempla en la nueva legislación y su obligada publicidad en la página de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a que estarán obligados tanto gobiernos estatales como ayuntamientos, permitirá a los veracruzanos conocer cuál es el monto real de la deuda.

En efecto, gobernadores y alcaldes no solo estarán obligados a registrar el monto de sus obligaciones directas e indirectas, sino también los pasivos con proveedores, la deuda contingente y cualquiera que adquieran. Con ello, se cancelará el discurso que ha prevalecido en la entidad en que los funcionarios estatales solo hablan de la deuda contraída con instituciones de crédito, escondiendo bajo la alfombra la deuda pendiente con los proveedores.

Cada veracruzano debe cerca de 5 mil pesos

Aunque al gobierno estatal le favorece que el número de habitantes de Veracruz sea tan elevado, lo cierto es que a marzo del año pasado cada veracruzano debía en promedio 4 mil 650 pesos con 70 centavos. Si consideramos una familia promedio de cinco integrantes, ya podemos imaginar que cada una tiene pendientes de pagar más de 23 mil pesos, gracias a una administración desastrosa de los fondos obtenidos vía endeudamiento, que no le han servido para maldita la cosa.

En deuda per cápita, a marzo de 2015 Veracruz se colocaba en el octavo lugar, superado por Coahuila (12 mil 383 pesos), Quintana Roo (12 mil 292), Chihuahua (11 mil 127), Nuevo León (11 mil), Ciudad de México (7 mil 427), Sonora (5 mil 809) y Nayarit (4 mil 650).

Por desgracia, antes de regresar a la Cámara de Diputados la semana pasada, el Senado de la República incremento de 10 a 15 por ciento el techo de endeudamiento neto de estados y municipios sobre la base de sus ingresos de libre disposición, aunque solo en aquellos gobiernos que estén en condiciones de sanidad.

Generalmente, sin embargo, los años electorales han sido fatales en términos de endeudamiento, pues muchos gobiernos destinan muchos recursos al financiamiento general de los partidos políticos y, en particular, al del partido gobernante.

Para colmo, según análisis de la calificadora crediticia Moody’s, Veracruz se encuentra entre los 10 estados que resentirán un mayor impacto en el servicio de su deuda, al incrementarse en febrero las tasas de interés. Aunque el más afectado será Quintana Roo, que pagará un 7 por ciento más, lo cierto es que prevé para Veracruz un aumento en el costo promedio ponderado de 5.5 %, que se encuentra arriba de la media nacional (5.2 %).

A pesar de que en 2015 no creció la deuda pública al mismo ritmo que en años anteriores, en Quintana Roo, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Sonora, Veracruz y Baja California, los pasivos siguen representando más del 100 por ciento de lo que reciben por participaciones federales. Además, en 2015, las entidades federativas que más incrementaron el porcentaje de su deuda fueron Hidalgo (38 %), Durango (28 %), Colima (20 %), Sonora (14 %) y Veracruz (10.9 %).

Junto con la entidad, el ayuntamiento de Coatzacoalcos figura entre los municipios más endeudados del país. Colocado a marzo de 2015 en el lugar 19, el ayuntamiento sureño sumaba una deuda de 554.1 millones de pesos.

Por ello reitero que la aprobación de las normas secundarias de la Ley de Disciplina Financiera de Estados y Municipios ha sido demasiado tardía para salvar a Veracruz del feroz apetito crediticio mostrado por los últimos dos gobiernos estatales.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | Twitter | Facebook | Google+ | Linkedin | Instagram | Formato Siete

Desastre en finanzas públicas

Desastre en finanzas públicas

No parece que puedan convencer a nadie las declaraciones hechas este domingo por el gobernador Javier Duarte de Ochoa en torno a una supuesta mejora tanto en el manejo de la deuda pública por parte de su gobierno como en la manera de afrontar compromisos (muchos de ellos estampados en leyes locales) que en diciembre dejaron la impresión de una auténtica quiebra técnica.

La reiterada melodía que silva el gobernador cada que se le cuestiona sobre las situaciones anómalas en materia de compromisos financieros parece que ya a nadie embelesa.

En su momento, tanto él como sus funcionarios del gabinete (legal y ampliado) multiplicaron declaraciones para convencer de que las pensiones habrían sido respaldadas en metálico por el gobierno estatal para que el Instituto de Pensiones del Estado (IPE) tuviera fondos que impidieran la elasticidad de miles de cheques que, finalmente, fueron rechazados por ser auténticamente de hule. Hasta tuvieron que recurrir a la ignominiosa represión de los pensionados, que habían tomado las calles para exigir pagos de los que, en muchos de los casos,  dependen para su sobrevivencia.

Lo mismo pasó con la Universidad Veracruzana. Aunque hubo desayunos y comidas para tratar de limar las desavenencias y desencuentros, lo cierto es que fue pura baba de perico: jamás se pagaron los adeudos multimillonarios que mantienen a la formadora de más de 60 mil estudiantes en verdadero jaque, gracias a que más de ¡2 mil millones de pesos! Jamás fueron transferidos a la tesorería universitaria.

Las propias autoridades universitarias salieron a declarar en documento público el incumplimiento histórico del gobierno estatal con la máxima casa de estudios, una falla que amenaza con convertirse en un comportamiento permanente y que dibuja de cuerpo completo el total desinterés gubernamental en sostener a la institución que ha logrado formar a los profesionales que sustentan el desarrollo de la entidad y del país.

¿Qué pasará con los recursos que adeuda Javier Duarte a la UV? ¿Los entregará en este mes para que la UV pueda responder a los compromisos asumidos, particularmente con los proveedores, y que la tienen imposibilitada para asumir nuevos? ¿Reducirá flagrantemente el gobierno estatal su participación en el subsidio de la casa de estudios, obligándola no solo a no ampliar su oferta académica sino incluso a cercenarla?

Si el IPE y la UV tuvieron que hacer públicas las carencias derivadas de la quiebra en las finanzas públicas estatales, hay que reconocer que no fueron las únicas. Todas las dependencias estatales, los ayuntamientos, los poderes legislativo y judicial, los órganos constitucionales autónomos, los programas conjuntos con la Federación (como Subsemun, Fonden, becas estudiantiles, etc.), absolutamente todos sufrieron quitas importantes, bloqueo en las transferencias, lo que ha marcado una profunda inequidad y un histórico frenón en el desarrollo de la entidad.

Según Javier Duarte, sin embargo, 2016 ha iniciado con buenas noticias y mejores condiciones financieras para afrontar todos los compromisos de su gobierno. ¿De dónde deriva tan extraña y sospechosa certidumbre? ¿Es real la apreciación o una simple y sencilla tomadura de pelo? Al finalizar el acto conmemorativo del XV aniversario luctuoso del exgobernador Marco Antonio Muñoz Turnbull, Duarte dijo que en los últimos días de diciembre se liberó un 12 por ciento de participaciones federales (más o menos 12 mil millones de pesos) que estaban destinadas al pago del servicio de la deuda pública y que con el endeudamiento anunciado a finales de 2015 no debió ser usado a tal propósito y, por ende, se convirtió en dinero disponible en las arcas estatales.

Y así lo explicó el mandatario: “Estamos hablando de un porcentaje muy importante que se encontraba hasta hace poco destinado en un fideicomiso para el pago del servicio de la deuda y que hoy ya puede ingresar de manera directa a las arcas de la Tesorería del Gobierno del Estado”.

Lo que pocos creemos es que, como él mismo declaró, hay una ‘férrea determinación’ de apretarse el cinturón. Hay que recordar que 2016 comienza con un reto extraordinario de su gobierno en materia política: ganar para el PRI los comicios que en junio permitirán conocer quién será el gobernador para los siguientes dos años que es fundamental para el futuro de todos los integrantes del actual gobierno y para el mantenimiento del gobierno federal en los comicios de 2018, y eso significará una grave sangría para el presupuesto público.

¿Esperanzas en que mejore la situación? Realmente pocas. Es posible que haya acciones espectaculares en materia de obra pública y programas sociales, pero todo ello será ficticio o de alcances más bien modestos.

            ¡Bienvenidos a la realidad de 2016!

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | Twitter | Facebook | Google+ | Linkedin | Formato Siete